Bolsitas vaqueras personalizadas con patchwork

El patchwork es una invitación a compartir

Que frase más bonita! pero realmente si nunca has hecho trabajos de patchwork no se puede entender.

Hay un enlace que lo explica muy bien, la verdad que cuando estas haciendo trabajos de patchwork te introduces en un mundo mágico.

Yo soy una persona con mucha paciencia, pero cuando empiezo un trabajo con patchwork y el resultado me va gustando, solo quiero verlo terminado. Si no hago mas trabajos con patchwork es por tiempo, que siempre vamos escasos, pero os invito a que lo probéis, el estrés se va de inmediato.

Ahora os voy a contar mis inicios con el patchwork. Nunca lo había practicado, pero me llamaba la atención, hay telas de patchwork que me encantan!  no siempre las compro para trabajar con patchwork, se pueden utilizar para otros trabajos. Cuando me enseñe a coser a máquina, no paraba de hacer trabajos de costura y iba bastante a una tienda que venden muchas telas para patchwork, veía a las chicas en la tienda haciendo talleres de patchwork, sin pensarlo mucho, un día allí estaba yo con ellas pasando horas muy agradables, compartiendo conversaciones de todo tipo, compartiendo gustos, compartiendo risas… por eso es tan relajante. Apenas fui unas semanas! yo hago mas cosas y ahora cuando puedo lo practico en casa. Pero os aseguro que la experiencia valió la pena y no descarto que algún día me vuelva a apuntar a otro taller.

En la tercera o cuarta clase de las que fui, me confeccione una bolsita para guardar la plancha y la funda para la tabla de planchar, sí! una tabla de planchar pequeñita (la venden en Ikea, 3,99 euros) es muy práctica, porque la tienes a mano en cualquier sitio, y en patchwork se utiliza para pegar la entretela de papel con cola adhesiva doble cara.

Las bolsitas que hago con camales de vaqueros, las que os hablé en el anterior post, me encanta personalizarlas y van muy bien para tener todo seleccionado para cuando lo necesitas.

Bolsita para zapatos de claqué: Primero se dibujan las letras sobre una entretela de papel adhesiva de doble cara, especial para patchwork. El dibujo siempre se hará al revés. Hay muchas plantillas para letras, dibujos…de patchwork, pero yo casi siempre las dibujó a mi manera. Una vez dibujadas las letras sobre el papel se recortan y se planchan sobre la tela, que hayamos elegido para ese dibujo.

La entretela de papel planchándola se adhiere a la tela y queda totalmente pegada, se recortan en este caso las letras y una vez recortadas a cada una se le quita una especie de transportador, (papel sobrante). Ahora queda la letra adhesiva para pegarla ya a la bolsa vaquera.

Planchamos las letras a la tela , esto es mejor hacerlo sin la bolsa confeccionada, porque para hacer el festón, que es el punto que se trabaja en patchwork, es más manejable solo una tela .

El festón, es fácil de hacer, pero lo bonito es que todos los puntos queden a la misma altura, se puede hacer mas grande el punto lo cual facilitará el trabajo o más pequeño que quedara más elaborado, pero eso es a gusto de cada uno.

Bolsa para los zapatos de claqué de mi hija. Ahora siempre la encuentra!

Finalmente deciros, que sí tenéis tiempo algún día practiques esta técnica de costura, el saber no ocupa lugar  y es muy gratificante.

Aquí dejo un enlace de un tutorial para realizar punto de festón, no es un video hecho por mí, pero es interesante, Conchi Espejo.

Anuncio

El autor

Conchi.

Apasionada por los animales, la naturaleza, los rastros y las cosas viejas que nos enseñan historias pasadas. Enamorada de la restauración, coleccionista nata y amante de todo lo que tenga que ver con la creatividad.

Deja una respuesta

DEJA UN COMENTARIO