Como hacer lámparas con botellas de plástico

Conchi

22/10/2014

En el post de hoy quiero hablaros de cómo hice 3 lámparas solo con botellas de agua reutilizadas.

Antes de hacer las lamparas para iluminar toda la estancia principal de mi ático solo tenía un cable con su casquillo y su bombilla, la verdad es que era funcional pero quería idear algo para que tuviera algo más de personalidad la iluminación. En ese momento tenía varias botellas de plástico vacías gracias a que suelo guardarlo casi todo; siempre veo que se le puede dar otra utilidad a las cosas y así fue en este caso. Estas botellas eran de una edición limitada que lanzó este verano Solán de Cabras, esta campaña era para recaudar fondos para prestar atención psicológica a mujeres y familiares que están o han pasado por cáncer de mama, junto con la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc).

En la última foto se puede ver una bombilla con el cable suspendida del techo y en las anteriores fotos un montón de botellas de agua vacías, os voy a explicar cómo hice las lámparas con ellas.

La lámpara del comedor fue la primera, se me ocurrió cortar por la mitad del cuerpo la botella, utilizando la parte de la boca. 

En realidad no sabía por dónde empezar, con unas tijeras empecé a cortar tiritas, cortando tiritas, corté como 4 o 5 botellas más. Por último a la última botella le hice las tiritas mucho más finitas. Corté todos los cuellos de las botellas excepto la que servía para el exterior y la que había cortado en tiritas más finitas, que al final también les corté el cuello, pues no me convencía,  pero a estas les dejé un poco mas de cuerpo que a las otras, para poder insertar las otras en el cuerpo de la primera y que quedaran mejor sujetas, la última le dejé más cuerpo también para hacer presión.

Inserté un trozo dentro de otro, siendo el exterior la primera botella con más cuerpo y la última también con cuerpo ( la de las tiritas mas finitas), todo a presión unido por 2 hilos de alambre, cuando ya la tenía preparada quité la bombilla y pasé la lámpara por el casquillo, haciendo este de sujeción. Puse una bombilla redonda más grande de lo normal de bajo consumo.

El último trozo de botella en la parte interior se adhiere un poco a la bombilla, por eso lo hice más fino, pero no llega ni a perder la forma, eso si! hay que utilizar bombillas de bajo consumo, que no se calientan tanto. Para disimular el cable un pequeño truco que utilizo en todas mis lámparas, es hacer un tubito de tela que es rápido de hacer, el tubito tiene que ser el doble de lo que mide el cable o incluso más, para que luego quede fruncido. En este caso el tubito lo confeccioné negro para que los tonos no desdijeran con el papel de la pared.

Las 2 lámparas del salón costaron un poquito más de hacer y eso que también eran sencillas pero un poco más laborioso el trabajo. Necesite 36 botellas, de ellas solo aproveche la base.

Con hilo de alambre hice 6 tiras para cada lampara, (de 3 bases de botella cada tira) y con una lámpara vieja de papel que tenía en el ático, la deshice y saqué 2 aros, de 20cm. (aprox). Los aros eran adrede para situar el casquillo en medio y que no se moviese, la lámpara una vez hecha. Finalmente con hilo de alambre uní las tiras al aro. Coloqué un tubito de tela para tapar el cable de cada lámpara, en estas lámparas utilicé tela de leopardo, también de mis retales que siempre guardo cuando hago algo, por pequeños que sean.

      

La vista del comedor y el salón con las 3 lámparas queda bonita.

La foto queda un poco oscura pero se puede apreciar.

Espero que os haya servido de ayuda y ya sabéis no cuestan mucho de hacer, un rato entretenido pero luego vale la pena.

En el próximo post, hablaré de las habitaciones.

Conchi Espejo.

El autor

Conchi.

Apasionada por los animales, la naturaleza, los rastros y las cosas viejas que nos enseñan historias pasadas. Enamorada de la restauración, coleccionista nata y amante de todo lo que tenga que ver con la creatividad.

Deja una respuesta

DEJA UN COMENTARIO