Bolso con boquilla de corazones

Conchi

11/03/2015

“La moda está en el cielo, en la calle, la moda tiene que ver con las ideas, con nuestro modo de vida, con lo que está pasando…”

Coco Chanel

La moda al final es lo que llevamos a gusto cada uno, acorde con nuestra manera de ser , nuestra figura, no tiene porqué ser siempre lo más caro, está claro que cuanto más caro es el diseño, será más trabajado, mejores calidades en tejidos … pero no siempre tenemos porque dejarnos un dineral en la moda.

Hoy quiero hablaros del bolso que he hecho, con el trozo  de tela que me sobró, de hacer la falda de lacitos que os explique en el post anterior.

Este post lo edito con el nombre de Bolso con boquilla de corazones, en realidad también hubiese podido editarlo con el nombre de Bolso de lacitos, pero no quería ser repetitiva con el título y es que en el fondo el bolso ha salido de: una boquilla de corazones (color oro viejo), un retal muy pequeño que sobró de la tela de tul con lacitos, un retal fucsia de un conjunto que le hice a mi hija para un final de curso de ballet,  un lazo negro (hebilla para el pelo) y una tela de esponja dorada que gaste una vez para un disfraz.

Como siempre, primero que nada buscar el material que mejor acople, para lo que pienso hacer, luego ya pensar como llevar a cabo lo mejor posible el trabajo.

Este bolso ha sido un trabajo rápido, ya que al tener la tela de esponja con el color dorado por un lado, este lado dorado me ha servido como interior del bolso, la tela fucsia la he gastado para exterior y encima de la fucsia la de tul de lacitos, así al mismo tiempo lo combino con las dos piezas del conjunto que forme en el anterior post.

En realidad solo me había sobrado una tira de tela estrecha que era lo que yo tenía cortado para la cintura de la falda y al final no me gusto. Esa tira horizontal la he tenido que cortar en dos trozos y unir las dos mitades cortadas, para poder hacer el bolso mas ancho. Primero he unido la tela de esponja a la tela fucsia, encima de la fucsia luego he cosido la de lacitos.

Una vez preparado el rectángulo, he formado una pequeña bolsita, haciendo un fuelle a cada lado de la bolsita.

He cosido la parte de bajo del bolso, chafando con el pespunte los dos fuelles de cada lado. (Todo esto cosido por la parte dorada,  para luego darle la vuelta y no quedar ninguna costura al descubierto), por ultimo he cosido la boquilla de corazones, dejando los dos fuelles  por la parte de arriba sin coser, solo doblando un poco la tela hacia bajo (con 2 puntitos en el centro) para no quedar a la vista el color blanco de la esponja, los fuelles sirven para cuando se abre el bolso, quede una amplitud mas o menos para poder introducir cosas en el interior.

“Una mujer como usted puede llevar cualquier cosa en cualquier ocasión y, deje de preocuparse por el dinero”

Paul Poiret

Espero que si tenéis algún día que hacer un bolso con boquilla, os pueda servir este post!

Hasta el siguiente post!

Conchi Espejo.

 

Anuncio

El autor

Conchi.

Apasionada por los animales, la naturaleza, los rastros y las cosas viejas que nos enseñan historias pasadas. Enamorada de la restauración, coleccionista nata y amante de todo lo que tenga que ver con la creatividad.

Deja una respuesta

DEJA UN COMENTARIO