Cesta de mimbre forrada con una camiseta y tela vaquera

Conchi

27/04/2015

Ya hacía un montón de tiempo que tenía una cesta de mimbre, de tamaño mediano, la compre para forrar, pero no sabía muy bien como hacerla, hasta que el otro día encontré una camiseta guardada, que me encantaba,  la tenía hace años en la ropa que guardo porque me sabía mal deshacerme de ella. Y dando vueltas a la cesta y a la camiseta, al final la cesta terminada ha quedado así.

Reciclando vaqueros

En principio no sabía como hacer para empezar, pero cuando te decides, sale todo sobre la marcha. Voy a explicar lo que hice.

Material utilizado

  • Cesta de mimbre
  • Camiseta
  • 2 camales de pantalón vaquero negro,
  • Pistola de pegamento caliente
  • Papel de patronaje
  • Lápiz
  • Puntillas

Lo demás ya a gusto de cada uno, esto es lo que he utilizado yo.

Con el lápiz dibuje la silueta de medio capazo en el papel (luego corte 2 piezas con la tela, de este patrón y las uní), también dibuje el óvalo de bajo. Uní los patrones de papel a la tela vaquera con agujas y luego corte las piezas que forman la parte interior del bolso, siempre dejando un poquito más de tela para hacer la costura.

En la foto de arriba se aprecian las tiras recortadas de los bordes, de los 2 camales vaqueros, menos mal que siempre lo guardo todo, porque al final las utilice como asas para la cesta, ya que me quede sin tela.

La camiseta al ser de algodón finito, transparentaba mucho y como la cesta tenía colores, decidí con la pistola de pegamento caliente, forrar con retales la parte de fuera antes de poner la camiseta, al mismo tiempo el trozo donde van los huecos de las mangas queda mas terminado, ya que se ve la tela vaquera bajo.

Después vestí el bolso con la camiseta, recorté, pegué y pensé: salga lo que salga, sobre todo confiar en que saldrá bien.

Ahora ya! un poco juega la inventiva de como hacer para que quede lo más bonito posible, yo lo que hice fue unir la parte debajo, utilizar retales de vaquero que me habían sobrado y también puntillas para tapar las uniones formadas al pegar la tela, con la pistola de pegamento caliente.

Una vez hecho este paso, cosí los retales de los camales vaqueros cortados anteriormente, formando la parte interior del bolso y cosiendo también las asas.

Para terminar, el interior lo metí dentro de la cesta, antes corte todo el borde de arriba de la bolsa (interior de la cesta) con cortes muy pequeños hechos a tijera, para deshilachar después, el interior del bolso lo cosí al capazo por el borde dejando a penas un poquito de tela vaquera a la parte de fuera de la cesta, que es la parte que queda deshilachada. Y por último para darle algo más de vida pegué la puntilla negra .

“La creatividad no consiste en una nueva manera, sino en una nueva visión.” 

Edith Wharton

Me despido como siempre, esperando que os haya gustado y con ganas de inventar algo más, para poderlo contar.

Conchi Espejo.

Anuncio

El autor

Conchi.

Apasionada por los animales, la naturaleza, los rastros y las cosas viejas que nos enseñan historias pasadas. Enamorada de la restauración, coleccionista nata y amante de todo lo que tenga que ver con la creatividad.

Deja una respuesta

DEJA UN COMENTARIO