Como forrar un archivador con trozos de tela

Conchi

31/05/2016

Ideas DIY

Primero que nada decir que he estado bastante tiempo sin escribir en el blog debido a que estoy restaurando muebles antiguos sin parar y eso me lleva un montón de tiempo, siempre quiero explicar las cosas que restauramos pero cuando me doy cuenta ya tengo media silla o medio mueble y no he hecho fotos.

Esta semana hemos montado una pequeña exposición en un pueblo de Alicante y la intención más que vender era promocionarse, por eso estuve confeccionando un archivador para poder enseñar todo nuestro catálogo a los visitantes de la expo.

Aquí os dejo fotos de nuestro Stand:

El post de hoy va de como forré con retales de tela el catálogo de nuestro Stand.

Un consejo siempre es que si estás trabajando con tela aunque te sobre algún un retalito de tela, no lo tires, al final se le puede sacar mucho partido.

Un día antes de irnos a la exposición hice unas cortinas para la carpa y me sobro a penas un trocito de tela tan pequeño que no me daba para cubrir un archivador que es lo que tenía en mente para hacer el catálogo.

Mi intención era forrar un archivador negro de 4 anillas pequeño y con funditas de plástico poner las fotos de los muebles que hacemos.

Se me ocurrió, ya que se trata de reciclar y aprovechar al máximo todo para no desperdiciar nada, hacer trocitos pequeños de tela deshilachados y después poner unos al lado de otros, sobreponiendo los cantos, para tapar por completo el negro de las tapas.

El catálogo quedó bastante bien para haber sido hecho a mano y de modo precipitado.

Hoy he aprovechado los últimos trocitos para decorar con la misma técnica una agenda pequeña que llevo casi siempre en el bolso.

Los trocitos cubren toda la parte exterior, por dentro no he forrado nada y los trocitos de fuera al quedar deshilachados están graciosos.

La forma de deshilachar los trocitos de tela, es arrugándolos y restregándolos con las dos manos, esto hace que los bordes empiecen a perder hilos, al ser tela de algodón gordita, el efecto queda bonito.

El problema que tenía de que la tela no me llegara ha sido más que resuelto, es más, me ha sobrado y he forrado incluso la agenda.

El material utilizado es barato. La pistola y la silicona caliente hoy en día se puede encontrar muy fácil y barato.

Espero que os guste este post y que alguien se pueda beneficiar de la idea, es simple pero cambia el objeto por completo.

Desearos un buen inicio de semana y en breve estaré otra vez por aquí.

Conchi.

Anuncio

El autor

Conchi.

Apasionada por los animales, la naturaleza, los rastros y las cosas viejas que nos enseñan historias pasadas. Enamorada de la restauración, coleccionista nata y amante de todo lo que tenga que ver con la creatividad.

Deja una respuesta

DEJA UN COMENTARIO