Hacer un visillo rápido y sin hilvanar

Conchi

18/12/2015

Muchos psicólogos avalan el beneficio que aporta realizar tareas manuales para sentirse despejado y con aumento de la autoestima.

La costura, al igual que cualquier otra técnica manual, no solo te permite crear diseños exclusivos sino que aporta numerosas ventajas a quienes se inician en ella. Cómo mantener la mente activa y sentir la satisfacción de haber realizado algo con tu propio talento y dedicación.

Hoy sera todo “coser y cantar”

Los visillos que tenía en la puerta del comedor, eran verdes y el color verde desapareció pintado dos paredes en blanco marfil, las otras dos paredes restantes, una empapelada y otra de color rosa, como que los visillos tenía que renovarlos!

Pero uff! con el trabajo que siempre tenemos la verdad que no me apetecía mucho. Cuando confecciono algo de ropa, es divertido, entretenido…pero coser visillos y costuras largas, lo que más cuesta es hilvanar las orillas. Así que con ganas de cambiar los visillos y con poco tiempo por delante, en vez de hilvanar las orillas, lo que hice fue planchar.

La tela que utilicé para los visillos es de algodón y ha sido fácil trabajar con ella, primero corte los dos visillos, midiendo los cristales de las puertas y de manera que al colocarlos tapasen casi toda la totalidad del cristal, pero no todo el cristal y dejando unos centímetros mas en todos los lados para hacer las orillas, dejando mucho más trozo de tela en la parte de arriba y debajo, para poder hacer un doble más ancho y poder pasar las varillas de presión extensibles que luego aguantan el visillo.

En las fotos de arriba se ve como haciendo dos dobles en cada una de las orillas laterales del visillo y planchando, ya esta listo para pasar el pespunte a máquina, sin necesidad de hilvanar.

En la parte de arriba y debajo del visillo, primero hice un doble pequeño y planche, luego
el segundo doble en este caso lo hice mucho más ancho, al cual luego le pase dos pespuntes.

El primer pespunte lo pase por encima del primer doble pequeño, sujetando bien la tela doblada para que no se deshilache y el segundo pespunte un poquito más arriba, dejando el espacio suficiente para que cupiese la varilla a presión que sujeta el visillo. Los visillos siempre se cortan más anchos de lo que es el cristal, así luego  al poner la varilla de presión, la tela queda fruncida y en el espacio que ha quedado arriba y abajo se forma un volantito.

Ya hecho todo esto, solo queda ponerlos y con un poco de gracia fruncir la tela.

Os aconsejo este método para las orillas es rápido y fácil de hacer, el resto con una buena máquina de coser, prácticamente se hace fácil.

Me despido de este post, con mucho cariño, también con mucho sentimiento porque llega Navidad y se que para muchas personas son épocas difíciles. Hemos perdido seres muy queridos y los vamos a extrañar muchísimo. Pero con amor y creyendo en lo que uno hace, la vida puede volver a brillar.

Feliz Navidad 2016

Conchi.

close

Suscríbete a nuestra newsletter

Anuncio

El autor

Conchi.

Apasionada por los animales, la naturaleza, los rastros y las cosas viejas que nos enseñan historias pasadas. Enamorada de la restauración, coleccionista nata y amante de todo lo que tenga que ver con la creatividad.

Deja una respuesta

DEJA UN COMENTARIO