Limpiar plata

Conchi

16/11/2015

QUERER ES PODER, SIEMPRE Y CUANDO EL PODER SEA PERSISTENTE

El otro día me puse a limpiar la vitrina del comedor y la verdad que no me había dado cuenta que tenia unas cositas de plata, verdaderamente sucias. Ya llevaba tiempo sin limpiarla, la plata cuanto más tiempo pasa, más negra se va poniendo.

Limpiar plata

Os explico lo que hice, pues en ese momento no tenía nada comercial a mano y la limpie con cosas que usualmente tenemos en nuestros hogares.

En las fotos de arriba se aprecian los materiales utilizados, bicarbonato sódico, sal, una ensaladera cubierta de papel de plata y una olla  para hervir agua. A esto le añades una cucharada o dos de percarbonato de sodio, que siempre suelo tener en casa para quitar las manchas amarillas de la ropa blanca.

El percarbonato de sodio es también llamado peróxido de hidrógeno sólido y no solo tiene la función del peróxido de hidrógeno líquido, sino que se puede descomponer rápidamente a baja temperatura al generar oxígeno para lavar, limpiar, blanquear, desinfectar y desodorizar. Yo lo compro en droguería , es más barato que comprarlo en grandes superficies, a mi me cuesta 1,15 euros los 750 gramos, que no está nada mal porque lo uso bastante para la ropa blanca.

El proceso es muy fácil, se hierve agua en la olla y la ensaladera se forra de papel de aluminio (el papel de aluminio ejerce un efecto magnético, como una especie de imán que atrae las partículas hacia el fondo del recipiente). Echamos las cucharadas de percarbonato en la ensaladera forrada, también unas cucharadas de sal, algo de bicarbonato sódico que tengamos en casa. el agua hirviendo y por último sumergimos la plata que queramos limpiar. Lo dejamos un rato y luego ya se frota con un trapo hasta sacar el brillo.

Cuanto más se frota más brillo se saca.

La plata se pone negra porque está en presencia del azufre, forma el sulfuro de plata (Ag2S), que es de color negro, por eso pierde color y brillo. Al poner el aluminio en el recipiente y añadir los compuestos químicos antes mencionados, el sulfuro de plata reacciona con el aluminio y los átomos de azufre son transferidos al aluminio, formando sulfuro de aluminio y dejando la plata limpia, esto solo se producirá mientras esté en contacto y sumergidos en agua caliente, si no se llegara a obtener los resultados esperados, se calienta otra vez el agua y se repite el proceso.

Estos pequeños consejos nos sacan de apuros en un momento dado. Espero como siempre poder ayudaros en alguna ocasión que como a mi, ahora me a hecho falta.

Hasta pronto!

Conchi.

close

Suscríbete a nuestra newsletter

Anuncio

El autor

Conchi.

Apasionada por los animales, la naturaleza, los rastros y las cosas viejas que nos enseñan historias pasadas. Enamorada de la restauración, coleccionista nata y amante de todo lo que tenga que ver con la creatividad.

Deja una respuesta

DEJA UN COMENTARIO